Calmar nuestro enfado


www.self-confident.es

enfado

Usualmente nos enfadamos, con nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, la pareja, el vecino del quinto, nuestro jefe, el perro del tendero, el locutor de radio, compañeros de piso, o con el pobre que le tocó pasar por ahí, etc.

Cuando nos enfadamos con alguien, si no lo solucionamos al momento o no gestionamos adecuadamente las emociones que nos crea ese desencuentro, puede ocurrir que de un grano de arena convirtamos una montaña, pasando del enfado a la ira.

Esto es así, porque hacemos del enfado una defensa a una bola arrojadiza, que alguien lanzó sobre nosotros y con la cual nos sentimos ofendidos, humillados, decepcionados, amenazados, despreciados, heridos, incomodados, injuriados, vejados, desacreditados, etc. Multitud de sensaciones que nos hace surgir esa desagradable emoción.

Enfado que iremos engrosando si no le damos solución, hasta  nos puede crear cierta satisfacción ir hurgando en nosotros mismos planes ficticios para vengarnos de la persona…

Ver la entrada original 520 palabras más

Anuncios

TU COMENTARIO...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s